A diferencia de otras ediciones, este año La fiesta de la se realizará a orillas del lago Titicaca, escenario mágico y natural que otorga mayor relevancia y esplendor a la festividad declarada como Inmaterial de la Humanidad por la .

Así lo anunció el alcalde provincial de , Iván Flores Quispe, quien destacó que esta nueva ruta, al borde del lago más alto del mundo, permitirá el despliegue del más impresionante que se haya visto. A lo largo de doce kilómetros, desfilarán comparsas, delegaciones e invitados poniendo en tapete toda la belleza de nuestro en cuanto a danzas, música y vestuario de esta parte de nuestro país.

“Queremos que los miles de extranjeros y nacionales, que superan los setenta mil, tengan todas las comodidades para apreciar la espectacular parada folclórica, y registren en sus cámaras y lentes toda la majestuosidad de nuestras danzas”, aseveró.

Así los visitantes del interior de nuestro país como del extranjero puedan disfrutar de toda la majestuosidad de esta tradicional fiesta con las comodidades y seguridad que se merecen.

Para ello, se instalarán tribunas metálicas en todo el perímetro señalado como la nueva ruta y de la misma manera se pondrá toda la tecnología a disposición, con cámaras fijas, drones y pantallas gigantes que registrarán y mostrarán cada uno de los detalles de la competencia de baile y destreza.

Este año se presentarán ciento ochenta comparsas y más de cien mil bailarines de danzas autóctonos y contemporáneos. Los participantes provienen de los barrios, comunidades y de otras partes del y el extranjero, quienes se preparan durante todo el año para mostrar la singularidad de cada una de las coreografías, su historia y belleza y es que es la ciudad que agrupa la mayor cantidad de danzas, se calcula que son alrededor de setecientas las que se mostrarán en esta gran pista de baile natural.

Se podrán apreciar coreografías de: tinkus, morenadas, diabladas, kajelos, waca waca, llameritos, tobas, Kullahuada, alpaqueros, challpas, etc. También la belleza en confección de los diferentes trajes de los bailarines, en las que intervienen las manos de artesanos, entre los que se encuentran bordadores y careteros.