Obra musical de Aurelio Beltrán ya es Patrimonio Cultural de la Nación

0 42

El Ministerio de Cultura declaró a la obra musical del compositor, clarinetista y director musical de bandas y orquestas, Aurelio Paulino Beltrán Chamorro, por haber aportado al panorama musical del valle del Mantaro, una serie de

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la obra musical del compositor, clarinetista y director musical de bandas y orquestas, Aurelio Paulino Beltrán Chamorro, por haber aportado al panorama musical del valle del Mantaro, una serie de motivos costumbristas que forman parte actualmente de celebraciones y festividades en la región centro del país.

Aurelio Beltrán nació el 2 de diciembre de 1894 en el distrito de Masma, provincia de Jauja, departamento de Junín. Fue hijo y nieto de músicos tradicionales. Su padre murió cuando él tenía 7 años y heredó el clarinete de su progenitor. Sin embargo, el primer instrumento que el joven Aurelio interpretó durante su niñez fue un par de platillos, acompañado a bandas y orquestas típicas formadas por músicos de Masma y Jauja.

Esta actividad le permitió generar algunos ingresos para su hogar y familiarizarse con relatos sobre la figura de su padre como clarinetista, lo que habría despertado su interés por aprender a tocar este otro instrumento.

A los 13 años, con el apoyo de sus familiares Aurelio Beltrán, fue inscrito en la Sociedad Filarmónica, centro de formación musical creado por destacados músicos de Masma que reunió a jóvenes de pueblos aledaños como Parco, jauja y Acolla.

A los 25 años, Aurelio conformó un grupo de músicos jaujinos, llamado “Musa jaujina”, orquesta típica que se incorporó al circuito local de fiestas entre Junín y Pasco, empleando un formato instrumental de arpa, guitarra, tinya, quenas, violines y clarinete en su instrumentación. La originalidad de su repertorio incluyó composiciones propias de sus compañeros de banda, convirtiéndose en una de las orquestas típicas más reconocidas de la región.

Como tal participó en el Concurso de Música y Bailes Nacionales de 1928, certamen que forma parte de la tradicional Fiesta de San Juan de la Pampa de Amancaes. A finales del mismo año fueron invitados a grabar por la disquera Smith. Varios de los temas grabados fueron composiciones suyas como Valle del Mantaro, Triste me dejaste, Carreo de Monte, Carnaval Jaujino, Barrio José Olaya, Tras su corralito y Cuando te conocí.

En los años siguientes, el maestro Aurelio Beltrán, respaldó la formación de nuevas bandas y orquestas por iniciativa de sus discípulos o sus hijos. Luego de una larga labor como músico, compositor y director de orquesta, el 21 de diciembre de 1978, el maestro Aurelio Beltrán, falleció en la ciudad de Huancayo.

Su obra musical

Sobre el trabajo de composición de Aurelio Beltrán, cabe destacar 200 temas entre huaynos, mulizas, yaravíes, toriles, santiagos, marchas, valses, polkas, pasodobles y marineras.

Los temas de Aurelio Beltrán que han calado con mayor fuerza son aquellos ligados a contextos festivos del Valle del Mantaro. La muliza con fuga de carnaval, Entrada a Paca y Carreo de monte, son interpretados durante los cortamontes; la tonada Encierro de toso es interpretada como víspera a las corridas de toros; y, la melodía del Carnaval Jaujino son composiciones que se han nutrido de las tradiciones locales y han terminado por incorporarse a ellas como parte del repertorio costumbrista, confiriéndole esta obra una dimensión que se proyecta en las raíces de su pueblo.

También destacan huaynos de estilo más libre, como Mi Yaulinita, Adiós Masminita y Linda Masmina con los que buscó homenajear a la mujer de su tierra, así como, la memoria de su pueblo de origen.

La declaratoria a su obra musical como Patrimonio Cultural de la Nación es un reconocimiento póstumo por su aporte a la música de la región Junín, que es además un legado para las diferentes generaciones.

También podría gustarte

Comentarios

Loading...