Portal de noticias e información sobre turismo

Huaylía de Chumbivilcas es declarado Patrimonio Cultural de la Nación

239

El declaró a la Huaylía de , , por ser éste un género de música y danza resultado de una serie de procesos de mestizaje, que se ha convertido en el marco musical de importantes

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la Huaylía de Chumbivilcas, Cusco, por ser éste un género de música y danza resultado de una serie de procesos de mestizaje, que se ha convertido en el marco musical de importantes fechas del calendario festivo y de prácticas rituales en la zona, principalmente durante la celebración de la Navidad.

La resolución se refiere exclusivamente a la expresión musical y de danza conocido como Huaylía de Chumbivilcas y no se extiende a los elementos que vulneren los derechos fundamentales de las personas ni que contengan actos de crueldad y sacrificio de animales.

La huaylía es un género de música y danza que tiene presencia en diferentes provincias de las regiones de Apurímac, Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Junín, mostrando particularidades y elementos distintivos en cada uno de estos lugares. No obstante, es recurrente encontrarla vinculada a contextos festivos en los Andes.

En el Cusco, la huaylía se hace presente en la provincia de Chumbivilcas y sus diferentes distritos, particularmente en el de Santo Tomás durante la festividad de la Navidad entre el 24 y el 26 de diciembre, acompañando la celebración de las dos imágenes del Niño Jesús correspondientes a los dos bandos o barrios del pueblo: Niño Jesús de Belén, conocido simplemente como Belén; y la del Niño de Santo Tomás, también llamado Niño.

Los carguyoq, encargados de organizar la fiesta en cada barrio, contratan conjuntos de huaylías para que acompañen a los participantes y personajes de la celebración durante sus desplazamientos y actividades, como por ejemplo durante el takanakuy, enfrentamiento ritual que funciona como espacio para probar el valor y resolver conflictos.

Pero la práctica de la Huaylía de Chumbivilcas ha trascendido el marco de las festividades navideñas. Destaca, por ejemplo, su representación durante la festividad en honor a la Mamacha Concebida el 08 de diciembre, la celebración de la Mamacha Santa Ana en la comunidad de Ccoyo cada 26 de julio, y las celebraciones por año nuevo en diferentes centros poblados y comunidades de la provincia.

Los conjuntos de huaylía están integrados por músicos, cuya instrumentación es variable, y un grupo de cantoras. El estilo de ejecución considerado más tradicional en la huaylía emplea uno o dos violines como instrumentos melódicos y un arpa como instrumento rítmico.

Si bien este estilo se mantiene dentro de contextos festivos y rituales en comunidades de altura, ya no es tan difundido debido a la incorporación de instrumentos como guitarra, mandolina, bajo electrónico y acordeón.

La música de la huaylía sigue una melodía simple y un patrón rítmico repetitivo. El baile ligado a la huaylía de Chumbivilcas se trata de una forma de danza colectiva, ejecutada libremente por los participantes.

En cuanto a las cantoras, se trata de un grupo de dos o más mujeres jóvenes o de edad adulta, quienes entonan las letras de la huaylía utilizando un registro de voz agudo, rematando cada estrofa con el coro “huaylía hia huaylía huaylía” o variaciones del mismo de acuerdo a la comunidad a la que pertenecen.

Estas cantoras representan a las pastoras de ganado de las zonas de altura, utilizando la vestimenta tradicional chumbivilcana que incluye polleras, chaleco y sombrero con abundantes bordados florales, así como botas de cuero y una manta bordada que cubre los hombros y la espalda.

Cabe precisar que la temática de las huaylías varía, acoplándose al momento festivo o ritual en el que se inscribe. De esta manera, sus letras funcionan como una muestra de fe y devoción ante la imagen del Niño Jesús, la Mamacha Concebida o la Mamacha Santa Ana.

Del mismo modo, puede abordar temáticas ligadas a lo romántico y amoroso, la valentía y el honor. Las letras pueden estar tanto en quechua como en castellano, siendo las letras en quechua las más tradicionales.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.