Cerrar
contacto / prensa / publicidad @viajandoporperu.com

Obra musical de Zenobio Dagha Sapaico ya es Patrimonio Cultural de la Nación

huancayo

Zenobio Dagha Sapaico | Foto captura Youtube

La obra musical Zenobio Dagha Sapaico, que identificó al huaylarsh como género musical representativo del panorama y la identidad musical del valle del Mantaro, es declarado por el .

Su aporte fue fundamental en la consolidación del formato instrumental de las orquestas típicas del centro, y que contribuyó a la continuidad de géneros musicales tradicionales representativos del inmaterial del país, enriqueciendo y fortaleciendo la diversidad musical peruana, detalla la resolución.

Su trascendencia radica por dos razones específicas. Primero, por haber contribuido a la incorporación y aceptación del saxofón dentro de la orquesta típica del centro; y segundo, por haber adaptado en dicho formato instrumental el huaylarsh, música de carácter agrícola y ritual ejecutada por la población indígena durante el recultivo de la papa.

Zenobio Dagha Sapaico

El reconocido violinista, director de orquestas, autor y compositor nació el Chupuro el 04 de abril de 1920 y murió el 09 de noviembre de 2008 en .

Desde la edad de 8 años con el respaldo de su padre aprendió a tocar el violín en el contexto festivo ritual de la comunidad campesina de Chupuro. En 1940 integró a Los Aborrecidos de Huancayo, orquesta típica fundada en 1930 y reconocida como una de las mejores de ese entonces.

En 1950 fundó la Orquesta Típica Juventud Huancaína con la voz de la destacada intérprete y folklorista Agripina Castro.

En la década de los 60 asumió el cargo de presidente de la comunidad campesina de Chupuro. Así, pese a la popularidad cada vez mayor que iban alcanzando sus temas, el maestro Zenobio mantuvo un vínculo con sus raíces y no dejó de interpretar en los contextos festivos y rituales del valle del Mantaro. Agripina Castro, en una entrevista recogida por Raúl R. Romero, ejemplifica esto cuando relata cómo los integrantes de Juventud Huancaína viajaban cada fin de semana desde Huancayo hacia Lima solamente para ensayar con ella y dar presentaciones

Obra

No existe un consenso sobre la cantidad total de composiciones que conforman la obra musical de Zenobio Dagha, hallándose estimados que van desde los cerca de 600 hasta los más de 900 temas. De acuerdo al testimonio del propio autor y compositor, recogido por Apolinario Mayta Inga en una publicación de 2005, este habría llegado a registrar hasta ese momento un total de 686 composiciones en la APDAYC – Asociación Peruana de Autores y Compositor. Sin embargo, luego de cotejar la información proporcionada por esta misma entidad junto con referencias a otros temas atribuidos a Zenobio Dagha, se ha podido identificar que su obra musical estaría compuesta por un mínimo de 607 temas.

Y en los géneros musicales que mejor la representan son el huayno, el huaylarsh y la muliza, junto a otras formas musicales asociadas a danzas ampliamente practicadas en el valle del Mantaro tales como el santiago, la chonguinada y la tunantada. No obstante, como destaca Raúl R. Romero, Zenobio Dagha siempre resaltó que su obra no se limitaba a lo que podía ser entendido como música regional, sino que incluía también temas en ritmo de guaracha cubana, pasodoble español, así como valses y polkas criollas.

Es importante recordar que el huaylarsh, la tunantada, y la muliza han sido declaradas Patrimonio Cultural de la Nación. Por tanto, la capacidad creativa del maestro Zenobio Dagha contribuyó de manera directa a poner en valor, difundir y salvaguardar estas formas de música y danza en tanto expresiones del patrimonio cultural inmaterial de la región central del país.

La declaratorio de patrimonio fue publicada a través de la Resolución Ministerial Nº 041-2020-VMPCIC-MC el 20 de febrero en las normas legales del diario oficial El Peruano.

scroll to top