No cesan las . El presidente regional de Madre de Dios, Luis Otsuka, afirmó que se ha planteado al Ejecutivo declarar en emergencia a las zonas afectadas por las inundaciones en Iñapari y Laberinto, en las provincias de Tahuamanu y Tambopata, respectivamente, en .

“Ya envié a el informe que elaboró el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y Defensa Civil de la región; ahora le compete al Ejecutivo determinar si declara o no el estado de emergencia”, anotó Otsuka quien precisó que el tema sería visto por el Consejo de Ministros este miércoles 25.

Confirmó que la  Municipalidad Provincial de Tahuamanu declaró en emergencia a Iñapari, pero la Presidencia del Consejo de  Ministros tiene que formalizarlo a través de un decreto supremo, anotó.

La autoridad regional sostuvo que pese a la atención que han brindad con el poco presupuesto que poseen, se requiere efectivizar más ayuda para las 740 personas afectadas por el desborde de los ríos Acre y Yaverija el pasado 18 de febrero y que dañó 210 viviendas, colegios, locales públicos, vías de comunicación y áreas de cultivo.

También mencionó que 560 personas se encuentran en los albergues temporales en el “Parque de la Bandera” y “Parque Municipal Bernardo Carrozo”.

Por su parte, la gobernadora de la Municipalidad Provincial de Tahuamanu, dio a conocer que desde ayer las familias refugiadas del puente de la Integración retornaron a sus viviendas. Asimismo realizan trabajos de limpieza.

En tanto, personal del Ejército del y Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del , apoyan en las labores de limpiezas de las vías urbanas y recolección de residuos sólidos.